Los 7 pecados capitales del social media marketing

El miércoles 29 de abril debo dar una charla en la Cámara de Comercio de Madrid sobre Web 2.0 a un público de empresarios no relacionados directamente con Internet. He estado dando vueltas a como empujarles al uso de herramientas 2.0 dejando de lado la “moda” que conlleva este término y que, sin duda, habrá sido uno de los motivos que les ha impulsado a asistir.

Quiero que entiendan que se les abre una puerta a una cantidad de posibilidades tremenda, pero que deben abordar ese reto sin esperar una “panacea universal”. Los éxitos siempre vienen como recompensa a un esfuerzo planificado y constante.

En esa charla no hablaremos solamente de comunicación, sino también de marketing. He encontrado un artículo que puede servir en ambos sentidos para entender un poco mejor el correcto uso de eso que se llama Web 2.0:

—–

Las empresas tienen que aprender a moverse en el terreno de los social media y a distinguir los errores capitales que pueden convertir su aventura en la red participativa en un infierno de relaciones públicas. Estos son los 7 pecados capitales en social media marketing según Steve Rubel, director de insights en la agencia de relaciones públicas Edelman Digital.

Lujuria: No hay que utilizar cada una de las redes que se ponen de moda. Hay que orientarse hacia el público objetivo, no hacia la tendencia.

Gula: Hay que estar en el ámbito de los contenidos generados por usuarios, pero en su justa medida. No hay que estar en todas partes, sino empezar poco a poco, sin exagerar.

Avaricia: No se trata solo de conseguir tráfico para el producto. La red social sirve para establecer una relación con el público objetivo. La razón de estar en redes sociales es para promover el diálogo auténtico y directo entre marca y usuario.

Pereza: No hay que tener una actitud apática al construir el diálogo con el cliente, porque esa relación o ese diálogo van a ser necesarios, antes o después. Si no se tiene contacto con el público objetivo, se pierde todo el control de la conversación.

Envidia: No hay que mirar al éxito de otras marcas y no hay que intentar copiarlo. Antes que confiar en los factores del éxito de otros, es mejor ser creativo y escribir la propia historia del éxito.

Ira: Si lo planeado no ha funcionado, no hay que tratar de hacer las cosas a las bravas. Hay que contar de antemano con que puedan surgir problemas y diseñar estrategias para solucionarlos, además de evitar las reacciones impulsivas.

Soberbia: Tranquilidad ante las críticas e indirectas del público objetivo. Esto no debe interponerse en los planes de la marca: las marcas fuertes soportan las críticas.

Fuente: Marketingdirecto.com

votar

Comparte esta historia

Artículos relacionados

Comentarios desde Facebook

No hay comentarios


  1. Consultoría Web « Blog de Jaime Porta

    marzo 29, 2010 en 12:38 pm

    […] ya está globalizada”. No debemos cometer un pecado capital de la globosfera, como dice Joaquín en su […]

    Responder

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están señalados *

Echa un ojo a esto

Con la marca personal arriba y abajo

Últimamente las mañanas de domingo se han vuelto ...

Buscar

Sobre el autor


Director de Marca, Comunicación y Publicidad en Cetelem España, grupo BNP Paribas. Miembro de la Asociación de Directivos de Comunicación (DIRCOM). Miembro de la Asociación Española de Responsables de Comunidades OnLine y profesionales de Social Media (AERCO-PSM)
Además de profesor, blogger, marido, padre y friki confeso :-)

Archivo

Categorías

Fotos