La vida puede ser maravillosa

Esta mañana me he encontrado con una tremendamente desagradable noticia, el fallecimiento de un compañero periodista, Andrés Montes. Para todos los que, como yo, somos amantes del baloncesto, nuestro compañero era la voz de una generación de jugadores que nos ha dado las mayores alegrías de la historia del baloncesto español.

Su peculiar estilo narrativo y su forma de definir a los jugadores ha marcado un estilo propio. Como siempre en esta vida tenía seguidores y detractores pero nadie puede negar que hacía vibrar a la gente con su estusiasmo y vitalidad a la hora de retransmitir cualquier deporte. Era un profesional diferente en un mundo demasiado homogéneo.

Desde aquí mi sentido adiós como compañero y también como aficionado al baloncesto. Te echaremos de menos. Buen viaje “Jugón”.

Comparte esta historia

Artículos relacionados

Comentarios desde Facebook

No hay comentarios


  1. Lucía Taboada Lesta

    octubre 18, 2009 en 11:41 am

    Me sumo a tu adiós, Joaquín. Nos podía gustar más o menos pero no pasaba desapercibido. Las retransmisiones del baloncesto ya no serán lo mismo, tenía estilo propio y su legado lo prueba. Lo que creo que está claro es que el mentor del tiqui-taca se ha ido demasiado pronto. Lo echaremos de menos.

    Responder

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están señalados *

Echa un ojo a esto

Con la marca personal arriba y abajo

Últimamente las mañanas de domingo se han vuelto ...

Buscar

Sobre el autor


Director de Marca, Comunicación y Publicidad en Cetelem España, grupo BNP Paribas. Miembro de la Asociación de Directivos de Comunicación (DIRCOM). Miembro de la Asociación Española de Responsables de Comunidades OnLine y profesionales de Social Media (AERCO-PSM)
Además de profesor, blogger, marido, padre y friki confeso :-)

Archivo

Categorías

Fotos